La magia y los recuerdos

martes, enero 22, 2008

Ayer estaba tirada en mi cama, a la espera de una señal de humo o una paloma mensajera que llegara con noticias esperadas y deseadas, y en eso mágicamente entro por la ventana una de esas semillas que parecen soles de pluma y que en mi infancia jugaba con mi mamá a que eran cartas de amor, no me levanté de la cama para perseguirla como en aquellos años, simplemente tendí mi brazo, abrí mi mano sin grandes pretensiones, y la carta dejo de flotar en el aire y bajo verticalmente y mágicamente porque no voy a omitir la magia que había en esto y en el hecho que llegara hasta mi mano, y entonces grité MAMAAAA, ME LLEGO UNA CARTA DE AMOR!!! dime que dice... Lo que tú quieras saber, fue lo único que dijo.

Una sonrisa, tranquilidad y recuerdos me inundaron, por ejemplo cuando era niña, no era esa persona romántica o dulce que se puede vislumbrar en las primeras líneas, es más, ese es mi lado oculto. Por decir algo que se identifique más con lo que era en la enseñanza básica basta con una palabra, era la "matona" del curso, esa que en los recuerditos de fin de año que te hacían los amigos me escribían " eres muy simpática, pero por favor no me pegues más!!!" tenía un grupito que eran con los que me iba al cole o volvía a la casa ahí estaba la Ceci, o la mosca como también le decían por que siempre estaba distraída en clases, la Laly, y Eduardo Miranda, que le decíamos Mirinda por esa bebida de la CCU que había salido en este tiempo, yo como es obvio no tenía apodo, pues tenían claro que si me lo llegaban a poner le sacaba la cresta al patudo impertinente y mal educado. Con esos tres me iba, en verano dependiendo del presupuesto un chocolito crocante de savory, o una bolsita de jugo congelado, nos íbamos jugando al rin raja, a darnos empujones y claro cada ve que se integraba alguien a nuestro selecto grupo de pinganillas les hacíamos un recibimiento que consistía en situar a dicho niño (a) al medio del grupo y la aplastábamos a empujones y luego lo obligábamos a tocar todos los timbres que aparecían en el camino, a estas jugarretas también se le puede agregar que hacía apuestas (por plata) no aprendía casi nada, las manualidades me las hacía mi mamá, en idioma me iba regularmente mal, francés lo salvaba e ingles ufff en ingles el pedagógico profesor que tenía en ese tiempo hacía que mis compañeros corearan al unísono mi nota imagínense a todos respondiendo al profesor cuando decía si miss Calquín no estudia su nota será un ONE!!! como odiaba ese ramo...

Y claro mis papás viendo como me perdía y pensando que no entraría en la universidad decidieron cambiarme a un Liceo Técnico, pero definitivamente mis rencores al respecto es un tema que tal vez aborde algún día...

Acuso que la carta de amor, trajo un mensaje a mi celular... jajajaja vieron que es mágica la cuestión.

Saludos

4 Comentarios:

Pitonisa dijo...

te voy a comentar pero no me pegui ya??? jajaja aahh fome :(

oye tu eres acuario entonces estas pronto de cumpleaños o kiza ya fue!!!

yo hace rato ke no veo una de esas cartas que llegaban antes, mucho cemento parece!!! pero son mitos de la flora tan bonitos, como soplar los dientes de leon y pedir deseos!!! yo siempre creo en esas cosas y obviamente trato de pedir cosas posibles pa no frustrarme jajaja... pa mi cumpleaños pedi como 10 deseos, como uno no me va a resultar cierto???

oye gracias por leer las cosas de de locura y cordura escribo... mas locura diría yo jajaja...

ya pues, un gran saludo y nos estamos leyendo!


n.

vesania dijo...

gracias por tus saludos...


ÇEl problema con la magia es que dura poco... y ni las palabras lo componen

inoportuna dijo...

asi que además de ser nuena pa' perderte en el monte erai buena pal boxeo??
puta yo siempre era la molestada y hasta boxeda por la matona dle curso, le temía y era mi peor pesadilla.

mas chistoso y nostálgico lo que escribiste, estaba pegada leyendo porque aunque nunca le pegué a nadie hacia muchas cosas d ela squ ehacias tu.


cariños loca!

Tuccini dijo...

Todos tuvimos aquella compañerita que la vida le enseño a defenderse a golpes, perdiendo segun algunos su femineidad. A mi me caian la raja las matonas, debe ser porque yo tambien era de aquellos que imponia la fuerza.
se debería imponer el rin raja como un deporte nacional. Quien no ha jugado alguna vez?.
Los mensajes de texto definitivamante reemplazaron aquellas cartas de amor.
Saludos