4º Parte... Dolor...

jueves, enero 24, 2008

Hay quienes aman tanto que te dejan marchar y otros que se desarman cuando su otra parte no está...


Ufff no existe una mejor expresión para graficar en que están estos dos como se necesitan, como se buscan y han sido tantas las veces que han estado a punto de perderse que si bien ya están cansados de sus miedos quieren sacudírselos de encima... están solos, cerca más cerca que nunca, pegados... se aman han cruzado todas las barreras, han conocido el sabor de sus cuerpos como se estremecen al sentir el calor de su piel, su aroma en este encuentro han consumado su amor, tienen un secreto hoy sí se ocultan, si se refugian en lugares ocultos que solo pueden ser conocidos por aquellos que se atreven a amarse sin limites, aquellos que comparten ese amor egoísta que cuando están juntos no importa nadie ni nada mas tal vez cuando se separan y vuelven a sus vidas normales comienzan los cuestionamientos, pero estando juntos ya no hay nadie que pueda entrar... Discutieron, si había alguien que pudiera romper estos momentos tan infranqueables eran ellos, y sus problemas de comunicación, de egos, de mantener esa independencia que ya no necesitaban, y sin embargo la buscaron. Se dijeron un par de cosas se escribieron unas cuantas mas y ya no hubo pie atrás, él no soporto sentir que era reemplazable que no ere indispensable en la vida de ella, mientras que Ana no soporto que el dañara su ego, que dijera que no estaba dispuesto a lidiar con su inmadurez...


Y así se detuvo el tiempo, parecía el cuadro más triste que pintor alguno hubiese pintado; Ana sentada en esa habitación viendo como la puerta de esta se cerraba... Todo estaba inundado de te quieros mudos, abrazos ausentes y te amos no dichos. Mientras Ana escuchaba una y otra vez a Santiago diciéndole, no me invites a irme, pues lo haré y no volveré.


Todo terminó con un cerrar de puerta, toda la magia se perdió quedaron a medias, pues ya no eran uno.


Usan mascaras con sonrisas pintadas, se esconden tras ellas, pues así no tendrán que justificar su ausencia con nadie.


Se dijeron que todo pasa por algo, así que santiago se vio empujado a seguir su camino, su vida al lado de la mujer que él tiempo antes escogiera, aunque no pudiera sacarse a Ana de las entrañas. Ella lo busco incesantemente para que él viera que no es reemplazable, que le es indispensable para seguir. Pero Santiago no confiaba y aunque la amaba no podía con la inseguridad y el daño que ella le había causado, sin le pidió que no desapareciera, que fueran amigos...JA. amigos como si se pudiera...


Y se perdió Ana, desapareció, Santiago la llevo consigo sin darse cuenta...


Brindo por la vida, por el amor y por la entrega sin límites, sin esperar recibir nada a cambio, recibiendo mucho. También brindo por los que se juntan se separan y vuelven a juntarse pero brindo por estos esperando que alguna vez tomen valor y decidan el verdadero lugar en que deseen estar.



"la vida no es la que uno vivió sino la que uno recuerda y como la recuerda para contarla" Gabriel García Márquez.

1 Comentarios:

Amor dijo...

yo brindo por las personas que desde lejos se dejan ayudar y apoyar y haciéndolo me ayudan y me apoyan a mí

amor