3° Parte... Nuestro...

jueves, diciembre 13, 2007

Hay quienes buscan el amor, otros que viven sin esperar que este los visite.
***************
****
***************


Se entienden, se siente, se complementan, son amigos complices, amantes sin igual, hombre y mujer que mantienen su independencia, pero esperan con ansias a que lleguen esas horas en que se vuelven completamente dependientes el uno del otro, pues forman uno, y si esa parte de ese uno no se entrega por completo en ese encuentro, lo sentiran y lo llamaran a que vuelva, pues no funcionan a medias.


Se quieren, ella ha dicho que lo ama, pues es el amor, más grande al que se ha enfrentado, y él la quiere mucho y no se permite amarla, no aún, talvez mañana, pues no quiere dañarla o algo así...


No es posible, tampoco olvidar que él sigue envuelto en otra relación y el lazo que lo une a ésta ni siquiera lo que siente por Ana hace que en algún momento de su vida se pregunte si dejaría a su mujer por Ana.


Ana nunca le ha pedido a Santiago que termine su relación, enrealidad sólo le pide que se quede , que no la deje pues está segura que sin el no podrá resistir, lo necesita en su vida. No lo ha dicho así, ella aún no es capaz de volver a desnudarse, tiene miedo. Aunque Santiago se esmera por demostrarle que esos temores no tienen asidero y esto va a causar estragos en su relación la cual va a comenzar a fallar. Siempre tambaleantes estarán estas dos almas, luchando, continuamente luchando; primero por no sentir ese amor que los ahogaba, y ahora contra los miedos, miedo a perderse, a que no se encuentren, a dejarse...



Pero se esmeran y dan la lucha, pues no estás dispuestos a perderse, el permitir que uno de ellos se abandonara sería como dejar ir un trozo de ellos quien sabe a que lugar....



En este tiempo el ha aprendido a conocerla, valorarla y apreciarla. ella lo admira, lo adora lo necesita. Han cambiado incluso sus nombres, no son más Ana y Santiago, hoy son Mi Ana, Mi Santiago, se pertenecen y no sienten verguenza de ello....

(imagen, pelicula "perdidos en Tokio", es una de esas frecuentes peliculas que me visitan cuando los, pienso, de esos amores que surgen de la nada, en el momento menos pensado, pero que se quedan ahí no se concretan, pues están en vidas y en tiempos diferentes, sin embargo se quieren, se piensan y se sienten... me quede con el vino el queso y las frutillas, hago un brindis por ti, las guardaré para otro día...)

**********************

****************

*******

***






Alevosía
(
Luis Eduardo Aute)

Más que amor, lo que siento por ti.

es el mal del animal,

no la terquedad del jabalí,

ni la furia del chacal...

Es el alma que se encela

con instinto criminal,

es amar, hasta que duela,

como un golpe de puñal...

Ay, amor, ay, dolor...

Yo te quiero con alevosía...

Necesito confundir tu piel

con el frío del metal,

o tal vez con el destello cruel

de un fragmento de cristal...

Quiero que tus sentimientos

sean puro mineral,

polvo de cometa al viento

del espacio sideral...

Nada envidio a la voracidad

de tu amante más letal,

ella espera tu fatalidad,

yo pretendo lo inmortal,

el espíritu que habita

tu belleza más carnal,

esa luz que resucita

el pecado original...


1 Comentarios:

Amor dijo...

creo que a menudo siento una alevosía similar