1ª Parte... Nuestro...

domingo, diciembre 02, 2007

Hay quienes, piensan sin sentir, y otros que sienten sin pensar.
Ella y él se onocieron por que era necesario, cada cual debía aprender alguna leccion en esta vida que sólo ellos podrían entregarse. Se conocieron conversaron y se regalaron, él a ella contandole toda su verdad y ella recibiendola como si fuese un tesoro, ella le regalo a él su alegría y el recibió más que eso, sin darse cuenta la recibió a ella.
Claro no se confesaron ese día lo importante que habían recibido o que habían dado. Pero en ese primer encuentro algo pasó, esa entrega desinteresada provocó la necesidad de más...
Y así fueron compartiendo, se juntaban en un café, en un bar o simplemente a jugar ajedrez en alguna placita de aquella ciudad que se inventaron, con el sólo pretexto de conversar, pero querían más que eso, querían buscarse, mirarse, encantarse, e inclusive buscaban el sentir sus olores, la suavidad de su piel que conseguían conocer tras algun torpe movimiento que les permitía rozarse.
Con sólo un par de conversaciones miradas y verdad comenzaron a enamorarse, sin darse cuenta, sin pretender que esto pasara. Ella comenzo a transitar más ausente que nunca, estando presente solo para el, mientras que el ha acumulado bastante trabajo por arrancarse en las tardes para disfrutar de esos instantes...
El sintio la necesidad de sentir que ella lo pensaba, mientras ella comenzó a temer que éste mágico sueño sueño se terminara... Y era obvio pues sabía bien que mientras estaba cada tarde con ella al llegar la noche estaría refugiado en el pecho de su mujer.
*************
*********
*****
***
Solo quería un café
Con poca azúcar, quizá un croisant
No iba por la tertulia o el flirtreo
Solo quería un café
Quizá echarle algun vistazo
A las malas nuevas de los diarios o sacudirme
Esa pereza crónica de mis amaneceres
Juro por mi que solo fui por un café,
Pero te vi...
Y cambiaste mi vida, mi ritmo, mi espacio,
Mi tiempo, mi historia, mis sueños y todo
Y me agregaste risas, dos dudas, un duende,
Un par de fantasmas
Y este amor que te tengo.
Y juro por mi qué solo fui por un café
Pero te vi...
Quien iba a imaginar
Que esa mañana, en el café
Yo iria a coincidir con el milagro
De pisar el mismo espacio
A la misma hora que tu
Y cómo si esto fuera poco
Que tus ojos se fijaran justamente en mi
Juro por mi qué solo fui por un café
Pero te vi...
Y cambiaste mi vida, mi ritmo, mi espacio,
Mi tiempo, mi historia, mis sueños y todo
Y me agregaste risas, dos dudas, un duende,
Un par de fantasmas
Y este amor que te tengo
.Y juro por mi qué solo fui por un café.
si cuanto hasta hoy, faltan tres partes más por escribir, a mi me gustaria que no se terminara, y tu que piensas?

3 Comentarios:

Soledad dijo...

Me estoy volviendo loca, te leo y no entiendo poh!!!
tu sabes lo paranoica que soy... grrrrrr!!
mejor te llamo pa' saber como estas tu.
Saludos y abrazos desde Victorilandia,

Soledad

Rafaela dijo...

Hola po monga!

que lindo y triste a la vez tu escrito, pero nada más cierto.

como pusiste esa canción de arjona no puedo dejar de pensar en muchas más, como Tarde... no sé creo que te he dicho claramente lo que pienso...

hablando desde mi experiencia solo te puedo decir que es emjor arrepentirse de lo vivido que pasar toda la vida lamentándose por no haber hecho cosas de las cuales estabas casi segura, pero que implicaban un cierto riesgo tanto para uno como para el grupo inmediato de amigos o familia, al fin y al cabo que importa?

los amigos se supone que los elige uno, aunque a veces la vida nos imponga amistades que quisieramos borrar y que tal vez no valgan la pena mantener.

Sin importar las decisiones que tomes o el rumbo de vida que en algún momento elijas, yo sé que estaré allí, tal vez no al lado tuyo, pero si siempre presente cuando me necesites ahí estaré y cuando tú quieras que me vaya ya sabré darme cuenta...

antes de estar con Cristian pensaba que no valía la pena llorar por un hombre, pero hay hombres por los cuales vale la pena hacer todo, incluso las locuras más grandes... y por qué no hacerlas?

terminas con la frase..."al llegar la noche estaría refugiado en el pecho de su mujer".... pero amiga, quisiera llamarte hermana, pero no lo eres claramente porque eres más cercana a mi que mis propias hermanas y definitivamente más compatible... bueno respecto a la frase con el tiempo he aprendido que "su mujer" o "su hombre" no es mas que una frase arreglada para ocultar los sentimientos... puedo decir es mi hombre o mi mujer sin sentirlo, pero aquella mujer puede vivir creyendose amada sin serlo y tú con el miedo constante que el amor de él termine... mejor cruzar el río, pero será valiente aquel hombre, valdrá la pena arriesgar la vida por él, valdrá más que un par de lágrimas.... no sé solo tú lo sabes, solo tú sabes las alegrías que ese hombre te ha traído... y creo sinceramente que solo él sabe lo importante que eres, pero le da tanto miedo como a ti... por qué no se toman de la mano y saltan al vacío...

yo por Cristian te juro que lo haría...

Besos

Rafa

p.D... ke onda tu amiga ya asumio ke está loca al menos ese es el primer paso XD

Amor dijo...

lo que no quiero que termine nunca es esta otra amistad con este otro santiago


amor